lunes, 1 de julio de 2013

Hola, ya vine.


Otra vez. Y ya se que siempre prometo quedarme o pasar más seguido a dejar algo aquí, pero siempre me sucede algo que no me lo permite. Algo llamado "hueva".

Pero, como ya no disfruto twitter y luego quiero decir algo y se me acaban los pinches caracteres, pues vengo aquí a abusar de mi verborrea (o como quiera que se le llame al exceso de palabras escritas). 

También porque todavía (siempre) tengo mucho que decir y una vez alguien me dijo que escribo mejor de lo que hablo y pues le creí. Y porque ya sé que me extrañan un chingo y estaban con mucho pendiente de saber las pendejadas que me pasan y leer mis atinadas opiniones sobre temas de lo más intrascendentes. 

Y lo último, pero no menos importante, ¡porque me da la chingada gana! 


Y ya  :) 

2 comentarios:

Alberto Martinez dijo...

Sí está dura la hueva, yo comprendo perfectamente el post.

Póngale empeño para vencerla y ojalá puedas escribir más. Siempre se siente bien sacar todo lo que uno tiene en la cabeza ja.

Saludos.

Púrpura dijo...

Qué así sea. ¡Muchas gracias!