jueves, 17 de junio de 2010

EL AMOR EN BUEN PLAN...

Cierto día me encontraba yo cavilando sobre cuestiones amorosas porque, sépalo estimado lector, el análisis profundo y detenido de estas se ha convertido ya en un hobbie para mí.
Basándome en la observación de ciertos patrones de comportamiento de gente enamorada y sumándole mi actitud amargosa -aunque yo prefiero llamarla agridulce- comencé a utilizar el concepto "amor en buen plan". Pronto no faltó quién me preguntara "¿qué chingados quieres decir con amar en buen plan? o ¿cómo mierdas se ama en mal plan?" Bueno, realmente la cosa no fue así de violenta pero, ya saben, tengo que ponerle el toque a esto.

Entonces me dije a mí misma, para que este percance no vuelva a ocurrir tienes que escribir un post en el que expliques lo del mentado amor en buen plan y heme aquí. Es algo sumamente simple. La gente enamorada es bien feliz, todo se les hace bonito, ven todo color de rosa, todo les vale madres (I've been there). En cambio los no-enamorados tenemos una tendencia a ser unos amargosos, ver todo gris, estar malhumorados y todo nos vale madres... en otro sentido. Yo me cuestioné y dije: ¿Por qué chingados tiene uno que enamorarse pa' andar en las nubes todo el día? Bien, ya lo decidí. Voy a intentar enamorarme otra vez.

Intento 1: El Chico difícil u hombre imposible. Buen tipo, inteligente dueño de su vida. No es un galán pero ¡bah! ¿qué me importa? Tres cosas en común, hubo un acercamiento y... FAIL!

Intento 2: El Hombre lejano. Muy muy hermoso, quiza demasiado. También inteligente, casi perfecto. Con un gran defecto... muuuy pero muuuy lejano. Entre otras cosas... FAIL!

Intento 3: El exótico. Muy exótico... FAIL!

Entonces seguía sin entender por qué chingados tiene uno que enamorarse de alguien para andar brincando como liebrecilla silvestre por el campo florido. ¿Por qué? carajo! El amor con una persona significa compromiso y yo no estoy para engancharme con nadie. Entonces, tuve una brillante idea: Intentaré enamorarme de algo que me haga realmente feliz.

Intento 1: Me enamoré de Pink Floyd. Me ha ido muy bien hasta ahorita. Los amo muchísimo. Su música me relaja, me fascina, me enloquece, me hace vibrar.

Intento 2: Me enamoré más del Teatro. Buscarlo, hacerlo, intentarlo, tratar de conocerlo y comprenderlo es fascinante. Me ha ido muy bien hasta ahorita.

Intento 3: Me enamoré sólo de las características de ciertas personas que me rodean. Observarlas es sumamente genial.

Y con el último intento me percate de que puedo enamorarme de la gente en buen plan. De su forma de ser, de sus características, de lo que son. Y esto no necesariamente significa un compromiso o un lazo que me ate a ellos, pues aunque se vayan de mi vida me voy a quedar con esa esencia que amo en buen plan. Eso señores es amar en buen plan y no espero nada de ellos a cambio.
Hagan el intento, enamórense de algo que los haga sentir sumamente felices. Resultados garantizados.


Hay unos ojitos que amo últimamente pero ese es un bonito secreto...


LOS AMO EN BUEN PLAN!


4 comentarios:

Anónimo dijo...

chale como ke comparto el puntode vista neta... yo si amo en buen plan




por borrego

Anónimo dijo...

y el sexo? :o

niñadragon dijo...

Hola me encanto esta post tambien...me agrada mucho ese amor en buen plan y lo empeze a practicar...hace un tiempo sin darme cuenta!!!! platikamos lueg0o.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo.
¡Buen plan!

¡Saludos y felicitaciones por llegar al final de la carrera!



Alex
(Hasta hace unos días compañero de salón)