domingo, 15 de abril de 2012

Randomness

Hace mucho que no pasaba por aquí. Ya sea por decidia, por la mera hueva, por falta de tiempo (o por perderlo en otras cosas) o tal vez porque no sabía qué más decir.
También, no sabía si continuar con esto o no. No dispongo de tanto tiempo como antes para dedicale y pues así cuál chiste.

Pero bueno, pasemos a lo importante. Sí han pasado muchas cosas en mi vida desde la última vez que me leyeron (mis 3 lectores, por supuesto). Mi vida cambió radicalmente en los últimos nueve meses. Tengo un trabajo, una relación con un muchacho muy guapo, baso mi vida en horarios fijos y la mido en quicenas y en estaciones de metro. Sigo en México, D.F.

A veces recuerdo lo que estaba haciendo hace un año (seguro estaba echada muy a toda madre sin hacer nada) y me sorprendo de lo diferente que es mi vida ahora. Vine para acá con un objetivo, voy lenta pero segura, y no me iré hasta que lo cumpla.
Lo más emocionante es todo lo que he aprendido. Estando sola he descubierto cosas de mí que no me sabía. Y ahora, estando con él, también he aprendido, descubierto, pero sobre todo, disfrutado muchas cosas y la ciudad en sí. Tengo material para publicar en el blog durante seis meses a diario... lástima que el trabajo me consume el 80% de mi día y no me es posible. De cualquier forma, trataré de pasar más por aquí. Además, ya no soy tan adicta a twitter ni a internet en sí. Aceptarlo fue el primer paso.

Sí, sí estoy divagando.

Extraño un poquito mi vida tranquila y encerrada. Extraño poquito mi casa, mucho a mis papás y a mi amiga y otro poquito estar en mi zona de confort haciendo ni madres. Extraño mucho mi vida de estudiante y siento que aún no me cae el 20 de muchas cosas. Tanto como para que me de un poco de nervio y medio lanzarme al ámbiente laboral de mi profesión así nomás sin repaso previo de lo que aprendí. Por el momento, estoy tratando de verlo y comprenderlo desde afuera.

Y pues, en cuanto al muchacho guapo, me gusta mucho lo que tenemos. Ambos encajamos bien en cuanto a la forma de pensar y pues es lo que importa. Llegó a mi vida cuando menos lo esperaba, pero en un momento en el que lo necesitaba. Y es una gran persona. Y nos vemos muy chulos juntos. Y ya.

Ya quiero volver a ser igual de temática que antes, y escribir post así bien padres. No sé si me leen. O si les gusta. Realmente nunca me interesó demasiado.

De cualquier forma, si lo hacen, muchas gracias.

Y pues mi vieja mula ya no es lo que era





Sean felices :)






3 comentarios:

Raúl Isaac García Cano López dijo...

¿Lo conociste en tuiter?

Púrpura dijo...

No, lo conocí en una cantina de mala muerte ;)

Raúl Isaac García Cano López dijo...

Debe de ser un duque.